Su padre la obligó a cancelar su boda. 50 años después descubre algo impactante…

Bild: Syda Productions / Shutterstock.com

Esta es una típica historia de amor juvenil. Todo comenzó en la década de los 60, cuando Janice Rude conoció al apuesto Prentiss Willson en la universidad. Ambos se enamoraron la primera vez que se vieron, como si fuera algo salido de una película romántica. Al poco tiempo anunciaron su compromiso, ¡la vida les sonreía! Ambos veían un futuro más que prometedor… Pero ninguno se imaginaría lo que estaba por suceder.

Las circunstancias familiares llevaron a que el compromiso se rompiera y los dos amantes debieron seguir por caminos separados. No obstante, cincuenta años más tarde ambos harían un descubrimiento asombroso que los llevaría a encontrarse una vez más.

1. Todo comenzó con una clásica historia de amor

En la década de los 60, la joven Janice Rude comenzó sus estudios de biología en el Occidental College de Los Ángeles, en California. Durante su segundo año, Janice conoció a un joven estudiante llamado Prentiss Willson y su vida cambió para siempre.

Así comienza esta bella historia de amor de dos jóvenes universitarios. Prentiss iba en primer año cuando conoció a Janice y todavía no se había acostumbrado a la rutina universitaria. Un día de 1962, ambos se encontraron casualmente en la cafetería de la universidad y desde el primer momento en que se vieron supieron que debían estar juntos. La conexión entre ellos era innegable. ¡Incluso dicen que hubo amor a primera vista!

2. Una chica llamada Janice Rude

Janice Rude nació en Reno, Nevada, en el seno de una familia humilde. Desde pequeña su padre le enseñó que en la vida se necesita trabajar duro para tener éxito. Janice respetaba mucho a su padre y esta lección le marcó el camino que debía seguir en su vida.

Aunque su padre no la obligó a inscribirse en la universidad, siempre apoyó la decisión de su hija de continuar con sus estudios. Janice creía que para alcanzar el éxito primero debía obtener un título. Así fue como se matriculó en el Occidental College de Los Ángeles y comenzó sus estudios de biología.

3. Un joven llamado Prentiss Willson

Prentiss Willson venía de una familia más acomodada. Sus padres eran estrictos con él y esperaban que tuviera un gran futuro por delante. Una vez en la universidad, Prentiss estudió leyes y se unió a la fraternidad Kappa Sigma, de la cual se convertiría en el presidente. Pero nunca se imaginó que se enamoraría tan rápido…

En Kappa Sigma Prentiss dio mucho de qué hablar. En una ocasión un estudiante negro pidió unirse, pero la unión de la fraternidad nacional rechazó su juramento debido a su color de piel. Prentiss no toleró este acto de racismo y tomó la decisión de formar un nuevo grupo independiente. El estudiante en cuestión, Gene Grigsby, fue incluido de inmediato.

4. Amor a primera vista

El padre de Janice la ayudó a pagar parte de la matrícula de la universidad, el resto debía aportarlo ella con lo que obtenía trabajando en la cafetería del campus. Janice tenía el primer turno de la mañana y allí fue donde Prentiss la vio por primera vez. Fue amor a primera vista. Él comenzó a levantarse temprano por la mañana para ser el primero en la cafetería y poder ver a Janice.

Esos encuentros en la cafetería se volvieron cada vez más importantes, tanto que si Janice no veía Prentiss, se preocupaba de que le hubiera sucedido algo. Con el tiempo los pequeños cruces de palabras se transformarían en largas conversaciones y ambos comenzarían una bella relación.

5. La cafetería, donde comenzó todo

Bild: Thiranun Kunatum / Shutterstock.com

Prentiss quedó tan fascinado con Janice, que decidió ir a la cafetería todos los días a las 6:00 a.m. solo para poder verla y tener un intercambio matutino con ella. Luego de su carrera diaria, Prentiss iba a la cafetería a desayunar en el primer turno para ser el primero en la fila, sabiendo que allí vería a Janice.

Por su parte, Janice también esperaba ansiosa cada encuentro matutino. Todas las mañanas entraba a la cafetería y miraba el tablero con la asignación de estaciones para cada empleado. Su estación preferida era la de los cereales, ya que allí siempre veía a Prentiss. Pero incluso luego de algunas semanas ninguno sabía el nombre del otro…

6. ¿Quién es él/ella?

Pero a pesar de la química que los dos sentían en cada encuentro matutino, Prentiss creía que jamás tendría una oportunidad con ella. La veía demasiado hermosa y el hecho de que fuera un año mayor que él lo desalentaba. Luego de tres semanas y media de conocerla, supo su nombre: Janice Rude, un nombre que jamás olvidaría.

Lo que él no sabía era que Janice también sentía lo mismo por él. Finalmente, ella conoció el nombre de Prentiss Willson a través de las noticias, que lo mencionaban por la controversia sobre su cofradía cuando se separaron de la fraternidad nacional debido al caso de racismo.

7. El momento perfecto

Bild: View Apart / Shutterstock.com

En aquel entonces, el Occidental College organizaba cada año una cena de Acción de Gracias para que los estudiantes pasen tiempo juntos y se conozcan mejor antes de que finalice el semestre. Janice estaba muy emocionada porque en esa ocasión vería a su persona favorita y seguro tendría oportunidad de hablar con él. Pero Prentiss no apareció…

Ese día Janice se quedó muy preocupada por Prentiss. Necesitaba saber dónde estaba o si le había pasado algo. Finalmente supo que su enamorado había vuelto a casa antes de la cena para pasar tiempo con su familia. Decidida a hablar con él y de forma muy audaz, averiguó la dirección de su casa con el objetivo de ir a visitarlo.

8. Janice sale a la carretera

Bild: Mostovyi Sergii Igorevich / Shutterstock.com

La familia de Prentiss vivía a más de 250 km de la universidad, pero eso no la detuvo. Sin pensarlo demasiado, Janice se subió a su auto y se dirigió al encuentro de su enamorado. Condujo durante tres horas hasta que finalmente llegó a la casa. Al bajarse del auto, se dio cuenta de que solo una puerta la separaba de su Prentiss y quedó paralizada.

Comenzó a pensar que lo que acababa de hacer era una locura. La realidad era que no conocía demasiado a Prentiss y menos a su familia. ¿Y si no había nadie en casa? Ni siquiera había llamado para avisar que iría. Pero Janice estaba decidida y juntó valor para llamar a la puerta…

9. El encuentro tan esperado

Bild: David Papazian / Shutterstock.com

Cuando la puerta se abrió todo cambió para siempre… ¡Era Prentiss Willson, el chico del que se había enamorado! Cuando vio a Janice, Prentiss se quedó atónito. No esperaba encontrarla allí, pero se alegró muchísimo de verla. De hecho, antes de que ella tocara la puerta, Prentiss estaba en la sala de estar sentado en el sofá pensando en Janice y en que no pudo verla en la cena de la universidad. ¡Pero allí estaba ella!

La familia Willson dio a Janice una cálida bienvenida a su casa y, lo que es mejor, la invitó a pasar Acción de Gracias con ellos. La descabellada aventura de Janice había salido mejor de lo que esperaba.

10. Acción de Gracias

La cena de Acción de Gracias fue todo un éxito. Janice se sintió incluida por los padres de Prentiss y se alivió de que su jugada audaz haya salido tan bien. Incluso la señora Willson logró conectar con ella desde el primer momento en que la vio, al igual que lo había hecho su hijo.

Este encuentro marcó un antes y un después en su relación, aunque todavía no lo sabían. Luego de la cena, Janice condujo de regreso al campus de la universidad y unos días después volvió a encontrarse con Prentiss. A partir de ese entonces, ya nada sería lo mismo…

11. Un solo corazón

Luego de las vacaciones de Acción de Gracias, la vida de los dos enamorados cambió por completo. Tan pronto como volvieron a reunirse en el campus, se volvieron inseparables. Ya no se conformaban con pequeños encuentros en la cafetería y breves intercambios de palabras. Ahora pasaban más tiempo juntos y su relación florecía.

Para sus conocidos y amigos, era claro que Janice y Prentiss estaban destinados a estar juntos y los veían como la pareja ideal. Se sorprendían de que todo aquello hubiese empezado tan solo con unos tímidos intercambios de miradas en una cafetería… ¡Al poco tiempo ya eran como uña y carne!

12. Prentiss da el gran paso

Bild: icsnaps / Shutterstock.com

Luego de tan solo algunos meses de conocerse, Prentiss se atrevió a dar el gran paso y le pidió matrimonio a Janice. ¡Todo parecía salido de una película! Y aunque sabían que no se conocían lo suficiente, cuanto más tiempo pasaban juntos, más se enamoraban.

Nadie hubiera creído que unos meses atrás a penas se atrevían a intercambiar miradas y unas pocas palabras en la cafetería del campus. Ahora parecían hechos el uno para el otro, ambos sentían que la vida les sonreía. Durante algún tiempo todo parecía marchar sobre ruedas, hasta que el enero siguiente el padre de Janice se interpuso entre ellos…

13. Un enemigo inesperado

Bild: VIMA photos / Shutterstock.com

El destino tenía otros planes para la joven pareja. Cuando el padre de Janice se enteró que su hija planeaba casarse puso el grito en el cielo, pues creía que si contraía matrimonio, eso podría interferir con su trabajo y sus estudios. Así que rápidamente llegó a una conclusión.

El señor Rude le dio un ultimátum a Janice: debía romper su compromiso con Prentiss o de lo contrario él dejaría de pagar su parte de la matrícula universitaria. Esto puso a Janice en una posición imposible. En poco tiempo se vio forzada a tomar una decisión que marcaría el resto de su vida: romper con Prentiss y conseguir el título que tanto deseaba, o casarse con su enamorado y olvidarse de la universidad.

14. La decisión más difícil

Janice estaba devastada. No podía creer que su padre haya intervenido en su vida amorosa y que ahora tenga que tomar una decisión tan difícil. Incluso habían publicado su compromiso en un periódico local, indicando que no se había fijado la fecha de la boda. Pero Janice sabía que no podría finalizar sus estudios sin el apoyo económico de su padre.

¿Qué podía hacer? Su educación era algo muy preciado para ella, pero a la vez estaba muy enamorada de Prentiss y sabía que esa clase de amor no se encuentra dos veces en la vida. Al ver a su hija tan angustiada, la señora Rude ofreció su ayuda.

15. Dos enamorados se separan

Bild: fizkes / Shutterstock.com

El señor Rude se había negado a seguir pagando la matrícula de Janice si no rompía su relación de Prentiss, pero para intentar sacar a su hija del apuro la madre de Janice sacó una segunda hipoteca de su casa con la esperanza de que sirviera para continuar pagando la matrícula y así evitar que el compromiso se rompa. Pero por desgracia esto no fue suficiente.

Por su parte, la señora Willson les aconsejó a los enamorados que se fugaran juntos. Sin embargo, Janice sabía lo importante que sería para su futuro completar sus estudios universitarios y optó por romper su compromiso con Prentiss. Aunque jamás se olvidaría de él…

16. Después de la tormenta

Luego de una dolorosa y triste separación, Janice y Prentiss siguieron por caminos separados. Luego de completar sus estudios en la Occidental College de Los Ángeles, Prentiss fue a la Escuela de Derecho Harvard y se convirtió en abogado de impuestos. Más tarde regresó a California y se instaló en el área de la bahía, donde ejerció y se transformó en un abogado muy exitoso y respetado.

Janice, por su parte, terminó la licenciatura en biología y se dedicó a administrar el negocio familiar. Ellos eran los dueños de una compañía de trampolines que llegó a ser tan exitosa que logró ser incluida en el salón de la fama de la Asociación de Buceo estadounidense, en Seattle.

17. Pasaron los años

Los años pasaron y las vidas de Janice Rude y de Prentiss Willson siguieron su curso. Terminaron casándose con otras personas sin tener contacto el uno con el otro. Las pocas veces que se vieron lo hicieron como amigos, en señal de que habían dejado su amor juvenil en el pasado y entendían que habían encontrado el amor en otra persona.

Sin embargo, 47 años más tarde sus caminos se cruzaron una vez más. En ese momento, tanto Janice como Prentiss estaban divorciados y casualmente, ambos tuvieron que atravesar una situación muy triste en el lapso de pocos meses: el fallecimiento de sus madres. Aún no lo sabían, pero esta desgracia cambiaría las cosas por completo.

18. El viejo recorte de diario

Luego de que sus madres murieran, tanto Janice como Willson hicieron un descubrimiento impactante: sus madres habían guardado el recorte de periódico que anunciaba el compromiso de sus hijos en la década de los 60. La señora Rude incluso lo mandó a laminar y lo guardó en su billetera durante todos esos años.

Era como si estuvieran predestinados a reencontrarse y sus madres siempre lo supieron. Al encontrar aquel recorte entre sus pertenencias, ambos volvieron a pensar el uno en el otro y, como sus matrimonios no habían funcionado, decidieron ponerse en contacto nuevamente. En el fondo ambos sabían que tarde o temprano sucedería lo inevitable…

19. Un final conmovedor medio siglo más tarde

Janice y Prentiss se pusieron en contacto una vez más para volver a reunirse. Ambos se preguntaban si la chista aún seguía allí después de todos esos años y fueron a su primera cita algo temerosos. Pero al verse nuevamente ambos supieron que nada había cambiado y continuaron saliendo durante 6 meses, hasta que un día se comprometieron.

Esta vez la boda sería real: el 19 de agosto de 2012 Janice Rude finalmente se casó con su enamorado de la juventud Prentiss Willson. La ceremonia tuvo lugar nada más y nada menos que en el Occidental College, el lugar donde se conocieron, junto a sus antiguos compañeros de clase.

Janice dijo que ambos lamentan todos los días que no pasaron juntos, pero que está inmensamente feliz de haberse reunido con su verdadero amor después de casi medio siglo.